Todo lo que debes saber sobre DevOps

DevOps es una filosofía que tiene como objetivo implementar un cambio de mentalidad y una mejor colaboración entre el desarrollo y las operaciones para superar el pensamiento histórico de silos. El término DevOps es una combinación de las palabras “Desarrollo” y “Operaciones”.

Todo lo que debes saber sobre DevOps

¿Qué es DevOps?

DevOps es un enfoque que automatiza y optimiza los procesos entre el desarrollo de software y los equipos operativos de TI para que el software pueda crearse, probarse y aprobarse de forma más rápida y fiable. DevOps trata de eliminar las barreras entre los equipos de TI operativos y de desarrollo tradicionalmente aislados. En un modelo de DevOps, los equipos de desarrollo y operaciones trabajan juntos durante todo el ciclo de vida de las aplicaciones de software, desde el desarrollo y las pruebas hasta la implementación y la operación.

El movimiento DevOps se formó entre 2007 y 2008 cuando los desarrolladores de software y los profesionales de TI se dieron cuenta de la disfunción fatal inherente al modelo de desarrollo de software tradicional: la separación organizativa y funcional de quienes escriben el código de quienes lo brindan y brindan soporte. En diferentes departamentos con diferentes indicadores de desempeño contra los cuales fueron evaluados, trabajaron en pisos separados o en edificios separados.

Los padres fundadores del movimiento DevOps incluyen a Patrick Debois, Andrew Shafer y John Allspaw, quienes hasta 2011 impulsaron el movimiento DevOps por su cuenta. Luego, en 2011, el movimiento comenzó a despegar y llamó la atención de analistas como Cameron Haight de Gartner. En 2012, DevOps continuó desarrollándose, lo que luego inspiró a varios autores a escribir libros sobre el tema en 2013. Ejemplos notables son el proyecto Phoenix de Gene Kim, Kevin Behr y George Spafford, así como la implementación de un desarrollo de software ajustado por Mary y Tom Poppendiek. En 2014, DevOps se abrió camino en las primeras grandes empresas como Nordstrom y LEGO.

¿Cómo funciona el enfoque de DevOps?

DevOps es un método para mejorar el trabajo a lo largo del ciclo de vida del desarrollo de software. El proceso de DevOps se asemeja a un “bucle sin fin” que conduce a la planificación desde la planificación del software a través de las fases de código, compilación, prueba y lanzamiento hasta la implementación, operación, monitoreo continuo y comentarios. Idealmente, DevOps significa que un equipo de desarrolladores escribe software que satisface perfectamente las necesidades del usuario, se implementa sin perder tiempo y funciona de manera óptima la primera vez que se implementa. 

Una práctica básica de DevOps es realizar actualizaciones pequeñas pero muy frecuentes. Estas actualizaciones suelen ser más incrementales que las actualizaciones realizadas según las prácticas de publicación tradicionales. Las empresas que utilizan un modelo DevOps tienen muchas más probabilidades de implementar actualizaciones que las empresas que utilizan métodos tradicionales de desarrollo de software.

Para evitar esperas, los equipos de TI utilizan canalizaciones de Integración Continua / Entrega Continua (CI / CD) para mover el código de un paso de desarrollo y entrega a otro. Una canalización de CI / CD comprende una serie de pasos que deben llevarse a cabo para entregar una nueva versión de software. Esta es una práctica enfocada en mejorar la entrega de software.

Los principales métodos y principios de DevOps

Los métodos DevOps comunes y populares incluyen Scrum, Kanban y Agile:

Scrum

Scrum define cómo los miembros de un equipo deben trabajar juntos para acelerar el desarrollo y los proyectos de control de calidad. Las prácticas de Scrum incluyen flujos de trabajo importantes y términos específicos (sprints, intervalos de tiempo, reunión diaria de Scrum), así como ciertos roles (Scrum Master, Product Owner).

Kanban

Kanban surgió de las ganancias de eficiencia logradas en la fábrica de Toyota. Kanban estipula que el estado de los proyectos de software en curso se rastrea en una tarjeta Kanban. El número de trabajos paralelos, el trabajo en curso (WiP), es limitado. De esta manera, se deben lograr tiempos de producción más cortos y los problemas, especialmente los cuellos de botella, deben hacerse visibles rápidamente.

Agile

Los métodos anteriores de desarrollo de software ágil continúan teniendo un gran impacto en las prácticas y herramientas de DevOps. Muchas metodologías de DevOps, incluidas Scrum y Kanban, incorporan elementos de programación ágil, que se caracterizan por una mayor capacidad de respuesta a los requisitos cambiantes al realizar stand-ups diarios e incorporar comentarios continuos de los clientes. Agile también dicta ciclos de desarrollo de software más cortos en lugar de largos métodos tradicionales de desarrollo en “cascada”.

Prácticas de DevOps

Las prácticas de DevOps reflejan la idea de mejora continua y automatización. Muchas prácticas se centran en una o más fases del ciclo de desarrollo. Estas prácticas incluyen:

  • Desarrollo continuo

Este enfoque abarca las fases de planificación y codificación del ciclo de vida de DevOps. A veces se involucran mecanismos de control de versiones.

  • Prueba continua
Leer  ¿Cuál es el futuro de la tecnología Blockchain?

Este enfoque incluye pruebas de código continuas, preprogramadas y automatizadas mientras se escribe o actualiza el código de la aplicación. Estas pruebas pueden acelerar la entrega del código a producción.

  • Integración continua

Este enfoque combina herramientas de gestión de configuración (CM) con otras herramientas de prueba y desarrollo para realizar un seguimiento de la cantidad de código que se está desarrollando está listo para la producción. Incluye retroalimentación rápida entre la prueba y el desarrollo para identificar y resolver rápidamente problemas de código. En el corazón de CI se encuentra un sistema de control de versiones central, cuyo objetivo principal es ayudar a los equipos a organizar el código, realizar un seguimiento de los cambios y habilitar las pruebas automatizadas. 

A diferencia del enfoque convencional, la integración continua requiere que los desarrolladores envíen su código a diario para identificar errores más rápidamente y, en última instancia, dedicar menos tiempo a corregirlos. Cuando un desarrollador envía un nuevo código al repositorio de código compartido, se activa una automatización para compilar el código nuevo y existente en una compilación. Si el proceso de compilación falla, los desarrolladores reciben una advertencia que les informa qué líneas de código deben revisarse.

  • Monitoreo continuo

Este enfoque implica el monitoreo continuo tanto del código en funcionamiento como de la infraestructura subyacente que lo respalda. Un ciclo de retroalimentación que informa de errores o problemas conduce de nuevo al desarrollo.

  • Infraestructura como código

Este enfoque se puede utilizar en diferentes fases de DevOps para automatizar la provisión de la infraestructura requerida para una versión de software. Los desarrolladores agregan código de infraestructura de sus herramientas de desarrollo existentes. Por ejemplo, los desarrolladores pueden crear un volumen de almacenamiento desde Docker, Kubernetes u OpenShift si es necesario. Este enfoque también permite a los equipos de operaciones monitorear las configuraciones ambientales, realizar un seguimiento de los cambios y facilitar el restablecimiento de las configuraciones.

¿Qué es una canalización en DevOps?

Atrás quedaron los días en que los desarrolladores pasaban años creando nuevos productos de software antes de que pudieran ser lanzados. Hoy en día, las empresas de software confían en canales de DevOps eficaces para mantenerse al día con las demandas de los clientes. Una canalización de DevOps es un conjunto de métodos que los equipos de desarrollo y operaciones implementan para hacer que el software sea más rápido y más fácil de construir, probar e implementar. Uno de los propósitos principales de una canalización es mantener el proceso de desarrollo de software organizado y enfocado.

Piensa en DevOps como una línea de montaje en una fábrica de automóviles. Antes de que el fabricante presente un coche al público, este pasa por numerosas fases de montaje, pruebas y controles de calidad. Se ensambla el chasis, se unen el motor, las ruedas, las puertas, se instalan los componentes electrónicos y se pinta el automóvil para hacerlo atractivo para los clientes. Las canalizaciones de DevOps funcionan de manera similar.

Antes de que se lance una aplicación o una nueva función a los usuarios, primero se debe escribir el código. Esto garantiza que no se produzcan errores graves que puedan hacer que la aplicación se bloquee. Para evitar tal escenario, se deben realizar varias pruebas para detectar errores. Una vez que todo funciona según lo previsto, el código está listo para ser compartido con los usuarios. Esto deja en claro que una canalización de DevOps consiste en desarrollar, crear, probar e implementar.

  • Fase 1: Desarrollar

En la fase de desarrollo, los desarrolladores comienzan a codificar. Dependiendo del lenguaje de programación, los IDE apropiados, los editores de código y otras tecnologías se instalan en las computadoras locales para una máxima productividad. En la mayoría de los casos, los desarrolladores deben seguir estilos y estándares de codificación específicos para garantizar un patrón de codificación coherente. 

Esto facilita que todos los miembros del equipo lean y comprendan el código. Una vez que se crea el código, se realiza una solicitud de extracción al repositorio de código fuente compartido. El código recién enviado se puede revisar manualmente y combinar con la rama principal aprobando la solicitud de extracción.

  • Fase 2: Crear

La fase de construcción de una canalización de DevOps es crítica porque los desarrolladores pueden detectar errores en su código antes de que causen un desastre mayor. Una vez que el código recién escrito se fusiona con el repositorio compartido, los desarrolladores ejecutan una serie de pruebas automatizadas. En un escenario típico, la solicitud de extracción inicia un proceso automatizado que compila el código en una compilación: un paquete implementable o un archivo ejecutable. 

Si hay un problema con el código, la compilación fallará y se notificará al desarrollador de los problemas. En este caso, la solicitud de extracción también fallará. Este proceso se repite cada vez que se envía código al repositorio compartido para garantizar

  • Fase 3: prueba
Leer  ¿Qué valor legal tienen los contratos inteligentes?

Si la compilación tiene éxito, entrará en la fase de prueba. Allí, los desarrolladores ejecutan pruebas manuales y automatizadas para verificar aún más la integridad del código. En la mayoría de los casos, se realiza una prueba de aceptación del usuario. Los usuarios interactúan con la aplicación como usuarios finales para determinar si el código necesita cambios adicionales antes de enviarlo a producción. También es una práctica común en esta etapa realizar pruebas de seguridad, rendimiento y carga.

  • Fase 4: Implementar

Cuando la compilación llega a la fase de implementación, el software está listo para pasar a producción. Se utiliza un método de implementación automatizado cuando el código solo necesita cambios menores. Sin embargo, una vez que la aplicación se ha sometido a una revisión importante, la compilación se implementa primero en un entorno de producción para monitorear el comportamiento del código recién agregado.

La implementación de una estrategia de implementación verde azulado también es común cuando se lanzan actualizaciones críticas. Una implementación verde azulado significa que tiene dos entornos de producción idénticos, con un entorno que aloja la aplicación actual y el otro que aloja la versión actualizada. Para publicar los cambios para el usuario final, los desarrolladores pueden simplemente reenviar todas las solicitudes a los servidores apropiados. Si hay problemas, los desarrolladores pueden volver fácilmente al entorno de producción anterior sin causar interrupciones en el servicio. El objetivo final de una canalización de DevOps es crear un sistema repetible que aproveche la automatización y permita la mejora continua para ofrecer productos de alta calidad de forma más rápida y sencilla.

DevOps y contenedores

¿Qué son los contenedores?

Los contenedores permiten a los desarrolladores combinar código fuente, archivos de configuración, bibliotecas, binarios y todas las dependencias en un solo paquete para que puedan ejecutar una aplicación de manera rápida y confiable al pasar de un entorno informático a otro. Al contener la plataforma de la aplicación y sus dependencias, se eliminan las diferencias en la distribución del sistema operativo y la infraestructura subyacente. 

Un solo contenedor puede ejecutar tanto pequeños microservicios como grandes aplicaciones de software. En términos de implementar aplicaciones más grandes, varios contenedores se implementan como uno o más clústeres de contenedores. Estos clústeres están controlados y administrados por un orquestador de contenedores como Kubernetes.

¿Por qué utilizar contenedores en DevOps?

Cuando la aplicación se mueve de un entorno informático a otro, por ejemplo, desde la computadora portátil de un desarrollador a un entorno de prueba virtual para realizar pruebas o desde un entorno de prueba a un entorno de producción, pueden surgir problemas si la configuración del software, las pautas de seguridad, el tipo de almacenamiento y la topología de la red son diferentes en ambos entornos. Para solucionar este problema entran en juego los contenedores, para los que los sistemas operativos y la infraestructura son irrelevantes. Los contenedores se pueden operar sin problemas en cualquier entorno.

Ventajas de los contenedores en DevOps

Los contenedores brindan la capacidad de diseñar, probar e implementar software en un entorno de producción o en varios entornos de nube. Los contenedores ofrecen mayor flexibilidad, operaciones más consistentes, mayor producción y menores gastos generales.

1. Mayor flexibilidad

Los programas que se ejecutan en contenedores se pueden implementar rápidamente para muchos sistemas operativos y plataformas de hardware diferentes.

2. La operación es más consistente

Los sistemas en contenedores siempre se pueden implementar de la misma manera, independientemente de su ubicación.

3. Más producción

Los contenedores permiten una implementación de parches y un escalado de aplicaciones más rápidos.

4. La sobrecarga es menor

Los contenedores requieren menos recursos del sistema que los entornos de máquinas tradicionales o el hardware de máquinas virtuales porque no contienen imágenes del sistema operativo.

¿Cuáles son los beneficios de DevOps?

Los equipos que utilizan el enfoque DevOps trabajan más rápido, hacen que las aplicaciones estén disponibles con mayor frecuencia y en intervalos más cortos, producen software de alta calidad, reaccionan más rápidamente a los incidentes y, en general, mejoran la colaboración y la comunicación entre los equipos. La cooperación, la responsabilidad compartida y la resolución de problemas, la transparencia y la retroalimentación rápida son los elementos más importantes de una cultura DevOps exitosa. 

Los equipos que siguen el enfoque de DevOps tienen más probabilidades de publicar resultados con mayor calidad y estabilidad. Con herramientas que impulsan la automatización y nuevos procesos, los equipos de DevOps pueden ser más productivos y publicar más fácilmente. La transparencia total y la comunicación fluida permiten a los equipos de DevOps minimizar el tiempo de inactividad y resolver problemas más rápido. Con procesos establecidos y una priorización clara, los equipos de desarrollo y operaciones pueden lidiar mejor con el trabajo no planificado y continuar enfocándose en el trabajo planificado. 

Leer  ¿Qué es el aprendizaje profundo y cómo funciona?

Sin embargo, a través de una mayor visibilidad y una revisión proactiva, los equipos pueden anticipar y compartir mejor el trabajo no planificado. Los equipos que aprovechan al máximo las posibilidades de DevOps trabajan de manera más inteligente y rápida y ofrecen a sus clientes una mejor calidad. El mayor uso de la automatización y la colaboración multifuncional reduce la complejidad y los errores, lo que a su vez mejora el tiempo medio de recuperación (MTTR) de los incidentes y fallas del sistema.

¿Por qué las empresas utilizan DevOps?

En las organizaciones tradicionales, el éxito de los equipos de desarrollo y operaciones se mide por diferentes resultados. Si bien el número y la calidad de las actualizaciones proporcionadas es fundamental para los desarrolladores, los equipos de operaciones ponen más énfasis en mantener la salud del sistema. Sin embargo, esta condición generalizada es contraproducente para el éxito de una empresa, ya que las empresas deben proporcionar nuevas funciones y garantizar la estabilidad. Y aquí es donde entra DevOps.

DevOps ofrece muchos beneficios tangibles para las empresas

1. Ventajas técnicas

Dado que DevOps se trata de mejorar la colaboración entre los equipos de desarrollo y operaciones, se traduce directamente en ciclos de desarrollo más cortos, lo que aumenta la frecuencia con la que se lanza el código para producción.

Las organizaciones tradicionales tardan de 3 a 6 meses desde el requisito del producto hasta su lanzamiento. Con la introducción de DevOps, el mismo ciclo se puede acortar a un ciclo de lanzamiento-compilación diario o incluso por horas. Este tipo de desarrollo e implementación continuos crea una ventaja competitiva para las empresas y aumenta el valor de la TI para la empresa.

La metodología ágil es la columna vertebral de DevOps. Al mejorar la colaboración, promover el desarrollo iterativo y la programación modular, y dividir grandes bases de código en partes más pequeñas, DevOps es un enfoque que facilita la vida de los equipos de desarrollo y operaciones.

2. Ventajas culturales

Otra área en la que DevOps tiene beneficios tangibles es la cultura corporativa. La mayor comunicación y colaboración entre los equipos de desarrollo y operaciones significa que ya no están trabajando en silos, sino que tienen la libertad de comunicarse entre sí compartiendo conocimientos y mejores prácticas para construir un proceso sólido. DevOps fomenta una cultura de confianza entre los miembros del equipo y el intercambio de riesgos. Anima a los equipos a experimentar continuamente para mejorar los productos y servicios de la empresa. 

De esta manera, tanto los equipos de desarrollo como los de operaciones pueden identificar las nuevas necesidades de los clientes e innovar para abordarlas. En última instancia, DevOps aporta calidad duradera a la cultura corporativa. En lugar de las culturas tradicionales basadas en reglas o basadas en el poder, DevOps tiene como objetivo reducir la burocracia que es parte del proceso, lo que resulta en una fuerza laboral más feliz y, por lo tanto, más productiva. Esto tiene un impacto directo en el desempeño de toda la empresa.

3. Ventajas comerciales

Una de las principales ventajas del modelo DevOps es su alta velocidad. Las empresas obtienen una ventaja competitiva adaptándose a los mercados cambiantes, innovando más rápidamente y logrando sus objetivos comerciales de manera más eficiente. Dado que DevOps se basa en principios Lean, reducir la ineficiencia es fundamental para cualquier implementación de DevOps. DevOps es un enfoque adecuado para empresas que buscan ser más ágiles al ofrecer continuamente productos y servicios que satisfagan las necesidades y preferencias de los usuarios finales.

Cómo DevOps puede acelerar la TI

Si bien los equipos de desarrollo y operaciones tradicionalmente operan como entidades separadas, DevOps alienta a los equipos a trabajar juntos en toda la aplicación. Luego, los equipos pueden automatizar áreas que han sido ineficientes y repetitivas en el pasado.

Un modelo de DevOps generalmente permite actualizaciones más frecuentes que los modelos de desarrollo tradicionales, pero con cambios más incrementales. Esto significa que los equipos pueden resolver problemas más rápido y cada implementación, en sí misma, conlleva muchos menos riesgos. En el espacio de microservicios, DevOps ayuda con actualizaciones menores frecuentes al dividir las aplicaciones en servicios que se ejecutan para una sola función. Un elemento se puede cambiar sin afectar al conjunto. Un beneficio clave al trabajar con canalizaciones y estrategias de DevOps es la velocidad. Es más fácil innovar cuando los cambios se implementan con mayor frecuencia, con menos riesgo y cuando los equipos pueden asumir la responsabilidad de sus propios servicios sin preocuparse de que afecte a otras áreas de la aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *